Contáctanos para mayor información a:

Local: (55)68350724  

WhatsApp +5215587455924 

Celular: (044)5535108931

Correo: fundacionpieldeluna@gmail.com

 

Presencia en estados de la República Mexicana:

CDMX

Aguascalientes

Guanajuato

Hidalgo

Zacatecas

  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Pinterest
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

 

© 2015 by  Fundación Piel de Luna Albinos de México A. C.

Sede y oficina central en la Ciudad de México, México.

Asociación Civil con fines NO lucrativos

piel

Problemas de la piel en albinos

Aunque la mayoría de las personas con albinismo son de tez blanca como leche o rosada, el cabello es casi blanco y falta pigmentación o color en el ojo, estos datos no son por sí solos signos que indiquen fehacientemente un diagnóstico de albinismo.

La escasa pigmentación de la piel produce en estos individuos una alta sensibilidad a las quemaduras producidas por la exposición al sol, así como una elevada susceptibilidad a padecer algún tipo de cáncer de piel. Así mismo tienen riesgo de presentar un engrosamiento patológico de la piel que se llama queratosis, o coloración rojiza de la piel (eritematosis).

Las personas con albinismo deben tomar precauciones para evitar daños en la piel causados por el sol, tales como el uso de lociones con protección solar, sombreros, camisas de manga larga así como pantalones largos.

Los albinos que tienen producción mínima de tirosinasa, pueden adquirir algo de coloración con el tiempo, de tal manera que la piel puede volverse amarilla y pecosa.

Cáncer de piel

Vitiligo

Lesiones en la piel por radiaciones solares

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Ella y sus derivados (cabello, uñas, sudor y glándulas sebáceas) conforman el sistema intergumentario. Una de las principales funciones de la piel es la protección del cuerpo de factores externos tales como las bacterias, los químicos y la temperatura.

Cáncer que se forma en los tejidos de la piel. Hay varios tipos de cáncer de piel. El cáncer de piel que se forma en los melanocitos (células de la piel que producen pigmento) se llama melanoma. El cáncer de piel que se forma en la parte interior de la epidermis (la capa más externa de la piel) se llama carcinoma de células basales. El cáncer de piel que se forma en las células escamosas (células planas que forman la superficie de la piel) se llama carcinoma de células escamosas. El cáncer de piel que se forma en las células neuroendocrinas (células que liberan hormonas en respuesta a una señal del sistema nervioso) se llama carcinoma neuroendocrino de la piel. La mayoría de los cánceres de la piel se forman en las partes del cuerpo expuestas al sol de las personas de edad avanzada o en personas con un sistema inmunitario debilitado.

El vitiligo causa manchas blancas en la piel. También afecta sus ojos, boca y nariz. Ocurre cuando se destruyen las células que dan color a la piel. No se conoce la causa de la destrucción celular. Es más común entre las personas con enfermedades autoinmunes y puede tener una tendencia familiar. Suele comenzar antes de los 40 años.

Las manchas blancas son más comunes donde la piel está expuesta al sol. En algunos casos, las manchas se diseminan. El vitiligo puede provocar la aparición anticipada de canas. Si tiene la piel oscura, puede perder color dentro de la boca.

El uso de bloqueadores solares lo ayudará a proteger su piel y los cosméticos pueden cubrir las manchas. El tratamiento del vitiligo incluye medicinas, fototerapia y cirugía. No todos los tratamientos son adecuados para todas las personas. Muchos tienen efectos secundarios. Algunos necesitan un largo tiempo. Algunos no siempre surten efecto.

Tomar el sol se ha considerado un hábito saludable, pero un exceso de sol en determinados tipos de piel puede provocar ciertos problemas, como quemaduras solares, arrugas, pigmentaciones, cambios de la textura de la piel, y, lo que es más importante cáncer de piel.

La radiación solar se compone de radiación visible e invisible. La fracción invisible de la luz, representada por los rayos ultravioleta A (UVA) y ultravioleta B (UVB) es la causante de la mayoría de los problemas de piel.

Los rayos ultravioleta son más intensos y peligrosos en verano, en zonas próximas al ecuador, y en grandes altitudes. También pueden tener una intensidad significativa en los días nublados (es sabido que nos podemos quemar en la playa incluso en un día nublado) Ciertas barreras físicas como el cristal de una ventana dejan pasar los UVA, y ciertas ropas de tejidos poco tupidos pueden dejar pasar hasta un 50 % de la luz ultravioleta, y todo esto debe tenerse muy en cuenta.

Quemaduras solares: se producen debido a una sobrexposición a los rayos ultravioletas B (UVB). En función del pigmento cutáneo de la persona y de la cantidad de tiempo que haya estado expuesta al sol, la piel se vuelve roja, inflamada y dolorida. Posteriormente, se pueden llegar a formar ampollas y la piel se descama. Algunas personas quemadas por el sol pueden incluso presentar fiebre, escalofríos y debilidad en los casos menos graves. En los más graves, pueden incluso entrar en estado de shock (hipotensión arterial o desvanecimiento). Es posible que los primeros signos de quemaduras no aparezcan durante unas cuantas horas. Lo normal es que sea unas 24 horas después de la exposición.

 

Fotoenvejecimiento: se caracteriza por la aparición de arrugas, pecas, léntigos solares y telangiectasia o aparición de pequeñas venas en la piel. Se trata de un envejecimiento prematuro extrínseco de la piel, que altera el proceso natural y que se debe a los rayos UVA principalmente ya que son los que degradan las células que dan firmeza a la piel y generan flacidez, arrugas, manchas y deshidratación.

 

Carcinoma basecular: se trata del cáncer de piel más frecuente y se puede encontrar principalmente en la cara, la nariz y la frente.El riesgo de la aparición de un carcinoma basocelular aumenta con antecedentes familiares de la enfermedad y con una exposición acumulativa de luz solar ultravioleta. Por eso, es más frecuente en personas de raza blanca, rubias y de piel clara.

 

Melanoma maligno cutáneo: es uno de los casos de cáncer más graves producidos en la piel. Se trata generalmente de un tumor cutáneo altamente invasivo por su capacidad de generar metástasis o propagación del foco canceroso a los diferentes órganos del cuerpo humano. En su aparición, influyen factores de tipo intrínseco (hereditarios) y extrínsecos en cuyo caso, el factor más relevante es la exposición a la luz solar.

Carcinoma espinocelular: es un tumor maligno en el que se observa una proliferación sin control de las células del estrato espinoso de la piel. Se origina debido a alteraciones en el ADN de las células cutáneas y se produce principalmente por quemaduras de la piel que ha sido sobreexpuesta a los rayos solares. Normalmente, se localiza en la superficie de la piel, lo que hace posible detectar ese tumor de manera temprana.